Instalador de placas solares

Inicio

 
 
   

Placas solares para viviendas

Cuando hablamos de placas solares para viviendas estamos haciendo referencia a un dispositivo plano que nos permite captar la energía del sol transfiriéndola al agua a través de un intercambiador de calor. El agua que se calienta entonces, se utiliza con propósitos sanitarios.

A través de este sistema el agua caliente sanitaria de una vivienda pueda calentarse a través de las placas solares para viviendas y almacenarse en un depósito de agua caliente. De esta manera el agua puede consumirse de manera directa o también a través de un segundo calentador de agua convencional, todo depende de cuán caliente se pretende que el agua esté. De esta manera las placas solares para viviendas reemplazan en muchos casos el trabajo realizado por el calefón y el termo tanque, los cuales funcionan con gas y con energía eléctrica.

Lograr energía térmica a partir de la energía solar es uno de los grandes logros de las placas solares para viviendas. Pero, ¿cómo es exactamente el funcionamiento de las mismas?. Las placas solares para viviendas tienen tubos dentro por los cuales circula un líquido caloportador adherido a las mismas. El receptor de la placa, el cual generalmente está cubierto por una capa selectiva oscura asegura que la radiación solar se transforme en calor. A su vez el líquido que circula por los tubos transporta el calor hacia donde pueda ser utilizado o almacenado.

placas-solares-para-viviendasEl líquido que es calentado se bombea luego hacia un intercambiador de energía.

Este es un espiral de tubos que se ubica dentro del compartimento de almacenado o también puede ser un aparato externo. Aquí el líquido cede el calor y luego recircula de nuevo hacia el panel con el fin de ser recalentado. Si vamos a utilizar placas solares para viviendas, una de las mejores opciones que tenemos es colocarlas en los techos. De esta manera podremos tranquilamente aprovechar este espacio, y mismo colocar el tanque acumulador de agua allí si hablamos de un techo fuerte. Si el techo tiene forma oblicua esto será óptimo, debido a que de esta manera se logrará una mejor captación de los rayos solares. Así podremos aprovechar las placas solares de agua garantizando su máxima eficiencia. Existen sin embargo varias cosas que tendremos que concientizar si pensamos cambiar el sistema de agua sanitaria caliente en nuestro hogar a uno proporcionado a través de energía solar. El abastecimiento del agua no será ilimitado.

Paneles y placas solares para viviendas

El sistema de placas solares para viviendas tardan su tiempo en calentarla y el tanque de almacenamiento tiene una capacidad limitada. Aquí no será como cuando nos bañamos utilizando el calefón, que el agua pasa a través de los caños y allí se calienta pudiéndonos bañar sin un límite preciso. ¿Qué queremos decir con esto? Que tendremos que hacer un uso realmente responsable del agua. Tendremos que graduar lo más que podamos el consumo, debido a que existirán momento donde no existirá la posibilidad de volver a calentar agua de manera inmediata, y habrá que manejarse con la reserva. Todavía no se ha desarrollado una tecnología de placas solares para viviendas que permita que están funcionen durante de noche de manera residual, por eso la idea será poder graduar el consumo de manera de no quedarnos sin agua caliente durante la noche. Más allá de que se si no la utilizamos prudentemente el agua caliente se nos acabará rápido, existe la razón de la escasez de agua potable en general, que tiene que se lo suficientemente fuerte como para que nosotros podamos restringir de manera responsable nuestro propio consumo.

placas-solares-para-viviendas-hogaresHay detalles que parece nimios pero que sin embargo son importantes. Las canillas mal cerradas, por ejemplo, son una de las principales fuentes de pérdida del agua. Además si queremos que nada se eche a perder con el sistema de placas solares para viviendas también tendremos que corroborar el estado de las cañerías de manera de poder detectar y corregir pérdidas y filtraciones que puedan estar haciendo que nos llegue menos agua de la que realmente se calienta a través de las energías alternativas.

Con respecto al mantenimiento, por lo general las placas solares para viviendas no necesitan mucha atención. Debido a que tienen un sistema bastante robusto, más allá de estar al aire libre conservan perfectamente su estado, debido a que están diseñadas con este propósito de utilización. Sin embargo si observamos que el agua que nos llega de estas placas no está caliente sino que sale completamente fría, esto puede ser un índice de que el sistema está fallando. Si las placas solares para viviendas se encuentran ubicadas en un lugar accesible también podemos verificar que existen problemas si las mismas no alcanzan una temperatura alta durante un día soleado. Estas son algunas pautas que tenemos que tener en cuenta para poder efectuar una primera detección eficaz de los problemas para que luego quienes tienen que hacerse cargo de las reparaciones se encarguen del asunto.

   
   
   
   
 
     
  www.placassolares.ws | Todos los derechos reservados | Contacto